Cataluña rompería con España y con los principales inversores inmobiliarios

Las consecuencias de la inestabilidad política en Cataluña comienzan a hacer mella en el sector inmobiliario. De momento, la inversión extranjera ha optado por parar todas las operaciones en Cataluña. Con ello se confirma que la incertidumbre es el peor enemigo de la inversión.

Frenazo en la recuperación de la crisis

Tras años de lenta pero segura recuperación el sector inmobiliario en Cataluña-y en toda España- los hechos de los últimos días afectan a la situación actual. Y es que, tras la incertidumbre independentista, los inversores extranjeros prefieren actuar con cautela ante el posible desarrollo de los hechos, por lo que las compañías extranjeras han decidido pulsar el botón de pausa en las operaciones en Cataluña. No solo las empresas internacionales han reculado, también las compañías nacionales han optado por seguir la misma estrategia.

Ante el aparente descontrol jurídico y económico del Govern, los inversores han optado por parar las transacciones inmobiliarias

Los expertos aseguran que ”todo iba bien hasta septiembre”, pero la aprobación del referéndum y las consecuencias del mismo, supusieron un punto de inflexión ‘‘ y ahora todo está en el aire”. Por lo pronto, se estima que las empresas podrían trasladar sus operaciones a otras partes del territorio español.

La situación inmobiliaria en España tras el referéndum

No solo el Gobierno Central llama al Gobierno catalán a volver a la legalidad estipulada en la Constitución, si no que la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI), que engloba a las firmas más relevantes de consultoría inmobiliaria de España reconoce que ” los últimos acontecimientos afectan gravemente al normal funcionamiento de la actividad inversora y al desarrollo de nuestro mercado, hacemos un llamamiento al cumplimiento de la Ley y al respeto a la Constitución”. Tal y como informaba esta misma fuente, las consecuencias en caso de seguir adelante con el procés podrían ser nefastas para la economía española.

Como es lógico, Barcelona sería la ciudad más afectada en caso de cristalizarse la independencia.  La consultora BNP Paribas Real Estate anunciaba que, tras el referéndum, la contratación de superficie logística cayó un 31% en comparación con el trimestre anterior. Como se puede observar, las consecuencias -aún sin declarar oficialmente la independencia- son inmediatas.

Fuga del capital extranjero

Tal y como anunciaba De la Serna, Ministro de Fomento, “El sector inmobiliario está asustado”. Algo que se pudo corroborar el pasado miércoles en el salón de referencia del sector inmobiliario El Barcelona Meeting Point. Un evento en el que se dan cita los principales actores del sector inmobiliario, desde inversores, compañías, políticos… En este evento, la presencia extranjera cayó un 20% en comparación con el año anterior. “Son gente que pagaba hasta 900 euros por venir a escucharnos y que ya no lo hacen”, ha insistido Cornet. Así, se deduce que un sector referente en el mercado inmobiliario como el catalán está perdiendo fuerza y presencia en el mercado.

Aun con la incertidumbre que rodea el mercado catalán, hay voces menos pesimistas que llaman a la paciencia. Este parón puede ser momentáneo, ya que, si todo vuelve a su cauce, el curso del mercado seguiría en el mismo punto que antes del 1-O.

“El parón de inversiones se nota especialmente en la demanda extranjera, pero Barcelona sigue siendo un polo de atracción de negocios” Guifré Homedes, director comercial de la inmobiliaria Amat.

¿Cuál es el pronóstico?

Con las voces más optimistas y otras más pesimistas, hay una realidad hipotética que se produciría en caso de una ruptura definitiva con España. Unas hipótesis que no se alejan mucho de la realidad. Una realidad que –aun con las diferencias naturales de los mercados- ya se ha dejado notar, por ejemplo, en Reino Unido tras el Brexit, donde la caída en el sector inmobiliario ha sido notoria, afectando incluso al mercado español en algunas áreas.

Así, los expertos aseguran que los activos inmobiliarios caerían en picado. Unos activos que se han revalorizado hasta con cifras de dos dígitos.  Tal y como indicaba Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona en una jornada organizada por el portal Fotocasa:  “Si hay independencia, el mercado inmobiliario se caerá y probablemente nos encontraremos con un corralito”.

En una ciudad considerada la joya de la corona del mercado europeo como es Barcelona, ante el aviso de referéndum, los precios inmobiliarios cayeron un 0,1% en septiembre. Aun leve, ha sido un retroceso. En el caso de Barcelona, el alquiler se ha revalorizado un 17% en comparación con el año anterior, y los pisos de segunda mano un 7%, más que ningún otro lugar de España, salvo Baleares. Con un pronóstico brillante pre-referéndum, veremos las consecuencias en caso de llegar a firmarse la rotura definitiva con España. Estaremos atentos.

¿Qué opinas sobre la situación inmobiliaria en Cataluña?

¿Cuáles crees que serían las consecuencias en caso de producirse la independencia?

¡Esperamos tu opinión!


Formación profesional relacionada

Curso Especialista de Administración de Fincas es una formación de título universitario, 6 meses de duración y 10 ECTS. El profesional especialista desarrolla tareas y responsabilidades muy importantes para el sector. Averigua aquí sus salidas laborales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

15 − Nueve =