Cómo ahorrar el gasto de calefacción en nuestros Edificios

Recientemente la Universidad de Alcalá ha publicado un estudio donde se recoge el resultado del análisis de los ahorros que pueden derivarse de utilizar repartidores de costes de calefacción y válvulas termostáticas en las instalaciones de calefacción de las viviendas de edificios con calefacción central.

Hemos de tener en cuenta que el consumo de energía crece con el paso de los años, con un ritmo, a nivel mundial, de prácticamente el doble al del crecimiento de la población. En nuestro entorno más próximo, la Unión Europea, en 2015 se consumió la octava parte de la energía primaria mundial, a la vez que produjo algo más del 10% de las emisiones mundiales de CO2.

El estudio se ha realizado sobre 44 edificios que disponen de una instalación colectiva o centralizada de calefacción, todos ellos ubicados en la Comunidad de Madrid. De ellos, en tres casos el sistema de calefacción está compartido por 5, 3 y 2 fincas, respectivamente. Del total de fincas, 9 utilizan como combustible gasóleo C y el resto gas natural, habiendo sido todas ellas construidas entre el año 1929 y 1985.

Los resultados del estudio han sido los siguientes:

-El ahorro de energía final por temporada, para el conjunto de fincas analizadas, es de un 24,7% de media, con variaciones comprendidas entre un 17,8 y un 30,8%, en función de las temperaturas de confort máxima y mínima, respectivamente.

Estos porcentajes, en términos absolutos se corresponden con ahorros energéticos de entre 4,6 y 9,6 GWh, siendo la media de 7,0 GWh,

-Considerando únicamente las fincas que utilizan el gas natural como combustible de calefacción el ahorro de energía final, en el conjunto de las fincas estudiadas, y promediando los tres escenarios planteados es de 6,4 GWh, por temporada de calefacción y unos valores mínimo y máximo de 4,0 y 8,1 GWh.

En porcentajes, este ahorro es del 26,1%, con un margen de variación entre el 18,0 y el 30,9%.

-En el caso de utilizar gasóleo C, el ahorro medio es de 1 GWh, comprendido entre un mínimo de 0,7 y un máximo de 1,4 GWh. Los correspondientes porcentajes resultaron del 23,9, el 16,8 y el 30,2%, respectivamente.

-Los ahorros de energía final obtenidos por unidad de superficie para el global de las fincas objeto de este estudio han sido de 23,7 (mínimo), 35,9 (medio) y 48,8 (máximo) kWh/m2.

Para las instalaciones de gas natural los ahorros obtenidos mínimo, medio y máximo, han sido de 23,5, 35,4 y 48,0 kWh/m2, en tanto que para las instalaciones de gasóleo los ahorros han sido de 25,3, 39,4 y 54,4 kWh/m2, respectivamente.

En función de estos resultados y consideraciones, el ahorro energético mínimo por temporada y vivienda tipo, producto de la instalación de repartidores de coste y válvulas termostáticas equivale a la energía eléctrica final consumida en dicha vivienda durante ocho meses.

 ¿Eres de los que se preocupa de ahorrar consumo energético?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cinco × 1 =