¿Cómo ayuda la desgravación fiscal a la recuperación del sector inmobiliario ?

La crisis nos ha enseñado muchas cosas durante estos años, y una de ellas es poder analizar mejor antes de tomar una decisión tan importante como invertir en una vivienda.

Hay una sensación sociológica generalizada que tener una vivienda en propiedad da mayor seguridad, estabilidad, hogar de familia y una mayor calidad de futuro que al alquilar esa misma propiedad.

En España y varios países, el ser propietario de un inmueble se ha convertido en el mejor plan de pensiones para una persona, incluso mejor que cualquier producto financiero.

Si sobresale esta sensación de la compra por sobre el alquiler

¿Por qué el alquiler va ganando terreno?

En España un 23% de la población es inquilina y ha sido una consecuencia directa de la pasada crisis del sector inmobiliario.

En los próximos años, la tendencia se invertirá y se espera que el negocio del alquiler baje a un 20%, y principalmente se deberá a que una significativa parte de la población no tiene recursos para pagar un alquiler de mercado.

Líderes del sector insisten que el gobierno debiese fomentar ambas preferencias, es decir, tanto el alquiler como la compra de un inmueble, ya que son decisiones que constantemente están tomando los usuarios, Se habla de que una buena medida sería que los ayuntamientos llegaran a un acuerdo con las entidades financieras para fijar a precios simbólicos los pisos que difícilmente se venderán en un futuro próximo, o uno de los métodos de motivación que está tomando más fuerza últimamente en la opinión pública es la desgravación fiscal.

¿En qué ayudaría la desgravación fiscal?

Se entiende como desgravación fiscal a la deducción de la cantidad que se debe pagar en la declaración del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Este método ayudaría además de una recuperación más vigorosa del mercado inmobiliario, a un mayor número de nuevas viviendas construidas, a incrementar sustancialmente la recaudación de impuestos a corto plazo y, por tanto, reducir el déficit público (los ingresos se consiguen hoy y la desgravación se paga a lo largo de varios años).

La tendencia es que los bancos darán más posibilidades de crédito hipotecario en un futuro cercano, creando alternativas a más familias con ingresos entre 1800 y 2500 euros mensuales de poder comprar una vivienda definitivas, especialmente hacia las periferias del país.

Otro factor determinante en la actualidad es que sigue siendo más barato comprar que alquilar, porque los intereses pagados en la cuota hipotecaria, que es el coste verdadero del préstamo, siguen siendo inferiores al importe del alquiler.

¿Tienes intención de comprar una vivienda en un corto plazo?

¿Estás de acuerdo con el método de motivación de compra que sugieren los expertos?

 

 

Formación relacionada
El Programa Superior de Dirección y Gestión Inmobiliaria y Administración de Fincas es una formación que se encuentra reconocido por el Consejo General de Administradores de Fincas y podrás colegiarte en el mismo. Con esta titulación, podrás: mediar en la compra-venta de bienes inmuebles, realizar la constitución y renovación de préstamos con garantía real, arrendamientos de fincas urbanas, rústicas, locales de negocio, comercios u oficinas, realización de informes de valoraciones judiciales, entre otras muchas actividades del sector.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

8 + siete =