Previsiones para el sector inmobiliario europeo

Un menor crecimiento económico, una menor disponibilidad de activos de calidad y una menor rentabilidad son las expectativas de los inversores sobre el sector inmobiliario que se pueden extraer del informe “Tendencias del Mercado Inmobiliario en Europa 2017” elaborado por PwC y el Urban Land Institute, a partir de las opiniones de los principales agentes del sector.

Un entorno geopolítico inestable (determinado por el Brexit y próximas elecciones en distintos países europeos) y los riesgos derivados de la inmigración y las desigualdades sociales, provocan cierta incertidumbre en el entorno de los negocios que afectará a la evolución económica de forma significativa. A este contexto, se une la percepción de que en el mercado inmobiliario escasean los activos de calidad y de que aquellos disponibles, están sobrevalorados. Como consecuencia, las expectativas de rentabilidad en el mercado inmobiliario en Europa se moderan respecto a años anteriores, caracterizados por un mayor dinamismo.

Por ello, tal y como afirma Rafael Bou, socio responsable de Real Estate en PwC: “Se intensifica la importancia de la gestión de los activos como elemento clave para gestionar la rentabilidad y el riesgo”, y existe un mayor interés por aquellos activos que generan ingresos más estables. Entre los sectores alternativos se encuentran los vinculados a lo residencial (alojamientos para estudiantes, residencias para mayores, etc.), el sector hotelero y las oficinas de servicios compartidos.

Sin embargo, el sector inmobiliario europeo no ha perdido su atractivo. El escenario sostenido de baja inflación y bajos tipos de interés en Europa, le sigue situando como objetivo de los inversores. Las ciudades que se muestran más atractivas son Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Dublín y Munich, mientras que Madrid y Barcelona, aunque se mantienen en el grupo de las más atractivas debido a las buenas perspectivas de crecimiento de los alquileres y a la mejora de la situación económica en el país, retroceden respecto al mismo informe del 2016.

El estudio también refleja una serie de tendencias de gran calado que se extraen de la visión de los líderes del sector hasta 2030. El sector inmobiliario europeo se encuentra ante un proceso de transformación debido al desarrollo de las nuevas tecnologías y a los cambios sociales y demográficos. Los entrevistados apuntan que tendencias relacionadas con la economía colaborativa, la robotización, los horarios de trabajo flexibles, los nuevos hábitos de compra (aumento del comercio online) y la urbanización junto con otros cambios demográficos, están provocando que los activos inmobiliarios pasen a ser considerados no sólo como activos financieros sino como productos, o incluso, a considerar el espacio como un servicio.

¿Cuál crees que es la principal razón de este moderamiento del mercado inmobiliario?

¿En qué afecta finalmente la situación de inmigración a este sector?

Visita nuestra área inmobiliaria, encontrarás formaciones de alta demanda laboral y de un estándar de calidad altísimo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Once + diecinueve =