El Gobierno activa ayudas destinadas a la vivienda para jóvenes y colectivos vulnerables

El Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 que verá la luz este mes, ofrece ayudas a jóvenes, mayores y colectivos vulnerables tales como los afectados por los desahucios. ¿El objetivo? Atenuar, en la medida de lo posible, la subida desmedida del precio de la vivienda, que dificulta el acceso de la juventud al mercado residencial o el pago de la mismo por parte de los colectivos con menos recursos.

Ayudas a la compra y alquiler

Una situación que lleva incubándose durante años y que el Gobierno decidió intervenir recientemente: los jóvenes no se pueden permitir el acceso a una vivienda. Así, el Ejecutivo activará este mes las ayudas destinadas para la compra y alquiler. La población objetivo de este subsidio son los menos de 35 años con dificultades económicas.

La ayuda consiste en financiar hasta el 20% del valor de compra del inmueble, con un límite de 10.800 euros. En caso de alquiler, la ayuda se sitúa en un 50% del alquiler mensual. Además, el Ministerio de Fomento extiende las ayudas a mayores de 65 años y aquellos afectados por los desahucios o colectivos vulnerables. Con esto, tal y como declaró el Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna se pretende ”aumentar la oferta del alquiler y facilitar a los jóvenes el acceso al mercado inmobiliario”.

¿En qué consisten estas ayudas? Requisitos

Con una situación insostenible para la juventud, los cuales destinan un 60% de su salario a la vivienda-cuando lo recomendable es un 30%– el plan de ayudas se orienta a los menos de 35 años que tengan problemas para entrar en el mercado laboral o inmobiliario.

El origen de este difícil acceso es la precariedad del mercado laboral y la especulación del sector inmobiliario. En consecuencia, el Gobierno quiere paliar los efectos ayudando a este colectivo joven con subvenciones de hasta 10.800 euros por el 20% del valor de la vivienda para la entrada del inmueble. En el caso del alquiler, la ayuda es de hasta el 50% mensual. En ambos casos, el destinatario de la ayuda no debe superar una renta de 600-900 euros mensuales y los ingresos del solicitante se tienen que situar tres veces por debajo del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), equivalente a 22.365,42 euros anuales.

Por otro lado, Iñigo De la Serna pretende amparar con esta medida a otros colectivos de riesgo tales como los mayores de 65 años o aquellos afectados por los desahucios. En el caso de los jubilados, la pensión no debe superar los 1.600 euros mensuales, así podrán accederá una ayuda por valor del 50% del alquiler u obtener 200 euros para las facturas de luz, gas, agua y comunidad.

¿Cuáles son las condiciones para acceder a las subvenciones? Además de los requisitos ya citados, el inmueble por el que perciben las ayudas debe ser la residencia habitual y permanente durante el periodo de las ayudas, extendiéndose la estadía hasta cinco años.

Un impulso para activar el mercado residencial

El objetivo del Ministerio de Fomento es estimular el acceso al mercado inmobiliario y así activar el flujo residencial.

Tal y como declaró al diario ABC Modesto Manzano, experto de la empresa inmobiliaria Housell, estas ayudas son importantes porque “garantizan a los vendedores que aquellos sectores de la población a los que más les ha afectado la crisis ahora pueden acceder al mercado. Esto provoca una situación de ventaja que refuerza la capacidad del vendedor a la hora de encontrar compradores para sus inmuebles”.

Aunque el mercado inmobiliario ha despegado en los últimos tiempos y mejorado sus cifras, es cierto que estas consecuencias no se han dejado notar en el aspecto social. Los inversores ganan más, pero los ciudadanos ven un detrimento en su calidad financiera situándose en condiciones precarias a nivel laboral y de vivienda.

Este real decreto por el que se regula el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 entrará en vigor este mes, para así reforzar la economía de los grupos vulnerables, facilitar su acceso y equilibrar el mercado inmobiliario para que, tanto inversores, como vendedores y compradores puedan satisfacer sus necesidades en su justa medida.

¿Crees que estas ayudas son suficientes? ¿Formas parte de uno de los colectivos destinatarios?

¿Esperamos tu opinión!


El Curso de Administración de Fincas te permite trabajar como gestor y administrador de fincas en la gestión comercial de agencias inmobiliarias, en despachos profesionales o abrir tu propia agencia inmobiliaria o administración de fincas.

Esta formación de administración de fincaste permitirá llevar a cabo tareas como: constitución de comunidades, arrendamientos de bienes inmuebles, subcontratación de servicios, control de costes, cobro de recibos, control de costes, además de la gestión contable de la comunidad… En definitiva, todas las tareas que estable la legislación actual para un administrador de fincas.

El administrador de fincas es una figura muy demanda en la actualidad, ya que, suele ser una fuente de problemas para la comunidad, tanto de conflictos vecinales como la necesidad de asesoramiento para el cumplimiento de la leyes vigentes.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Un comentario

  1. Yo como joven y además interesado en comprar una casa me parece muy interesante las ayudas, sin embargo si que es complicado por que los requisitos para solicitar una hipoteca son altos y los precios también están subiendo mucho, así que creo que de momento seguiré como inquilina!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

dieciseis + 17 =