Los pronósticos del sector inmobiliario para el 2018

Los retos y tendencias del sector inmobiliario incluyen varios frentes, por un lado, el vaticinio de una estabilización con una leve mejora en el mercado residencial. Por otro, crece la preocupación ante dos hechos:  la incertidumbre en Cataluña y la creciente escasez de suelo para la construcción de obra nueva en varios puntos del territorio nacional.

Análisis del sector inmobiliario: Seminario Inmobiliario

Todos los años se lleva a cabo un congreso referente para el mercado inmobiliario: el Seminario Inmobiliario organizado por las empresas King&Wood Mallesons  y Aguirre Newman, expertas consultoras en diversos campos del sector inmobiliario. En este congreso, los representantes de ambas empresas analizan los pronósticos de las tendencias y retos del mercado inmobiliario para el año próximo.

En concreto, Enrique Isla – Socio de Real State, King&Wood Mallesons- y Susana Rodríguez, -Directora General de la división consultoría de Aguirre Newman -, llevan a cabo un resumen para el diario Expansión con los principales puntos tratados en la convención. Este año, el análisis está marcado por la preocupación y consiguiente ánimo de mejorar algunos frentes que pueden ser perjudiciales para el sector. También se destaca la cautela a la hora de celebrar la mejora – lenta, pero al fin y al cabo mejora- del sector residencial inmobiliario gracias a la inversión privada.

Las claves y retos del 2018

El marco del estudio incluye diversos análisis sobre la situación Cataluña, el mercado residencial, la aportación de private equity y la creciente escasez de suelo. A punto de arrancar el nuevo año, estos son los mayores desafíos del mercado inmobiliario, que tiene como objetivo reinventarse tras el último ciclo negativo.

El mercado residencial se consolida gracias a la inversión

Y es que, el mercado de inversión en activos inmobiliarios residenciales consolida su crecimiento y alcanza niveles precrisis tras tres años consecutivos de aumento. Tal y como indica Susana Rodríguez ”el mercado de inversión terciario atraviesa una etapa de consolidación del crecimiento tras una profunda recesión sufrida entre los años 2008 y 2013. Según nuestras estimaciones, el volumen de inversión este año superará los 10.000 millones en activos terciarios en rentabilidad por tercer año consecutivo”. También pronostica que la subida de los tipos de interés será moderada, por lo que tendrá una incidencia en la valoración de los activos ”dado que estamos en un entorno de rentas crecientes”. Esto nos proporcionará ”un año o dos de estabilidad”.

Tal y como analiza Isla, el sector inmobiliario actual – con respecto a los niveles precrisis-  necesita inversión privada para la compra de suelos y desarrollar actividades inmobiliarias.

Escasez de suelo

Isla destaca que ”en Madrid se está empezando a notar una carencia de suelo que viene motivada por dos factores: por un lado, por la paralización de algunos desarrollos y por otro lado, más a medio plazo, porque no se está generando suelo necesario para atender una demanda razonable de vivienda en los próximos 2-3 años. Eso al final, puede tener un impacto en que, al haber una escasez de suelo disponible, ese suelo acabe aumentando su precio”.

Además, el asociado de King&Wood Mallesons recalca la importancia de la construcción de obra nueva en España, ya que, para dar demanda a la población ” es necesario construir 120-150.000 viviendas y actualmente se prevé la construcción de 70.000 viviendas”. Si no se construye, el stock existente aumenta su precio debido a la gran demanda, lo que desemboca en una burbuja inmobiliaria.

Cataluña

Susana Rodríguez destaca el punto de inflexión que supuso octubre en el mercado inmobiliario: ” las cifras de contratación y rentas en el mercado catalán son positivas al cierre del tercer trimestre, sin embargo, en el mes de octubre, se registra un claro parón en las operaciones de los empresarios e inversores que posponen la toma de decisiones ante la incertidumbre política”. Y es que, tal y como reza el dicho inversor: la incertidumbre es el peor enemigo de la inversión. 

El mercado inmobiliario se mantiene en vilo ante las actuaciones del Govern.  Por lo pronto, se estima que las empresas podrían trasladar sus operaciones a otras partes del territorio español.

Así, los expertos aseguran que los activos inmobiliarios caerían en picado. Unos activos que se han revalorizado con cifras de dos dígitos.  Tal y como indicaba Gonzalo Bernardos, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona: “Si hay independencia, el mercado inmobiliario se caerá y probablemente nos encontraremos con un corralito”.

¿Qué opinas sobre las tendencias y retos del 2018?

¿Qué crees que traerá el mercado inmobiliario para el año que viene?

¡Esperamos tu opinión!

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

18 − 18 =