Cuando divorciarse es más fácil que desvincularse de la hipoteca

Cuando divorciarse es más fácil que desvincularse de la hipoteca

Si te has casado con una hipoteca de por medio…el juntos para siempre no será por el momento del ‘sí, quiero’...sino por el préstamo inmobiliario. Y es que el mucho más sencillo separarse de una pareja que de la hipoteca del banco. Pero hay opciones. 

La dación en pago o la extinción del condominio son algunas de ellas. Aunque, quizás con pérdidas y con algún que otro quebradero de cabeza, sí es posible desvincularse o dividir la hipoteca tras el divorcio. 

¿Quieres saber más? En el post de hoy te contamos todo sobre una de las pesadillas más recurrentes en un divorcio: ¿qué ocurre con la hipoteca tras la separación? 

El auge de los divorcios y el impacto en las hipotecas 

Lo que en un principio es un ‘si quiero estar juntos para siempre’ quizás se acabe convirtiendo en un ‘sí quiero’ con el matiz de ‘divorciarme de ti y la hipoteca’. 

Y quizás suceda con una alta probabilidad ya que España ocupa el quinto puesto a nivel mundial en número de divorcios.  

Tal y como informa el diario el Periódico: 

«Aprovechando la funcionalidad del periodismo de datos, el portal ‘Business insider‘ ha elaborado un mapa gráfico donde se muestran las tasas de divorcio de los diferentes países, en el que España se sitúa como uno de los primeros en la lista, en el quinto puesto, con un 61% de rupturas de pareja». 

Así, con un matrimonio y una hipoteca de por medio, no es difícil formar parte de ese 61% por ciento. Por lo que es necesario considerar de antemano las opciones antes de firmar la hipoteca…por si acaso. 

¿Qué ocurre con la hipoteca tras el divorcio? 

En el nuevo escenario, existen varias opciones, algunas más o menos convenientes, y otras más o menos posibles. 

La primera decisión para llegar a esas opciones será: 

  • Si ambas partes quieren deshacerse de la vivienda 
  • Si una de las partes quiere quedarse con la casa 

1.¿Qué ocurre si ninguna de las partes quiere quedarse con vivienda? 

Esta opción se da con menor frecuencia, por la dificultad de las opciones. Sin embargo, no es imposible. 

  • Dación en Pago 

¿En qué consiste? En cancelar la hipoteca y devolver al banco la vivienda. 

Es la mejor opción, aunque no todos los bancos ofrecen esta posibilidad. 

¿Cuándo es posible? Si el contrato o el banco lo admite.  

Aunque si existen avalistas solventes o la deuda está avanzada, lo más probable es que el banco no admita esta opción. 

  • Venta del Inmueble 

Una buena opción que sin embargo podría alargar el proceso de divorcio. 

El auge de los divorcios y el impacto en las hipotecas 

2.¿Qué ocurre si una de las partes quiere quedarse con la vivienda? 

En este caso, la opción más extendida es la extinción del condominio, en la que se vende el 50% de la vivienda a la otra parte. Pero no significa desvincularse por completo de la hipoteca. 

  • Extinción del condominio, cuando se vende la parte correspondiente 

Consistente en una compraventa inmobiliaria, en principio consiste en vender al otro titular el 50% de la propiedad de la vivienda. 

¿Significa dejar de tener un compromiso con la hipoteca? Por desgracia, no. 

Ya que, si existe una hipoteca de por medio, se deja de ser propietario, pero no tener responsabilidad sobre la hipoteca. 

Así, aunque no se tenga la propiedad, se mantiene la deuda con el banco, teniendo que responder ante ella con los bienes presentes y futuros. 

Es decir, aunque vendas tu parte, si tu expareja incumple con los pagos de la hipoteca, deberás responder con tus bienes. 

¿Es posible desvincularse de la hipoteca? 

Una de las opciones es llevar a cabo una novación o de hipoteca, donde se elimina al titular que ha cedido su parte. 

Aunque muchos bancos no aceptan esta opción al perder una de las garantías de pago. 

Posibles problemas con los avalistas: Los avalistas pueden suponer un problema, ya que, si los únicos avalistas son de la parte que se desvincula, podría darse el caso de que no fuese posible. 

Para evitar problemas lo mejor es que existan avalistas por ambas partes. 

Actualizar la cuota:La parte que se queda con la hipoteca puede actualizar y revisar la cuota de la hipoteca.  

  • Sentencia firme si hay hijos de por medio 

Es posible pactar mediante sentencia firme que el progenitor a cargo de los hijos, también se quede con la vivienda, independiente de quien fuera la vivienda. No habría cambios en la hipoteca ni en la propiedad del inmueble. 

En definitiva, el proceso de divorcio de una pareja con el añadido de una hipoteca, puede presentar situaciones que suponen un auténtico quebradero de cabeza. 

Lo que está claro es que, una vez que se firma, es muy difícil desvincularse del préstamo bancario. La dación en pago no es una opción que se dé con facilidad. 

Como verás, si firmas una hipoteca, el sí quiero es con tu pareja…y con el banco. 

Formación Relacionada 

Con el curso especializado en Derecho Inmobiliario de Aucal, una escuela de negocios internacional con 30 años de experiencia en la enseñanza online y avalada por profesionales e instituciones del sector. 

Este curso te permite adquirir conocimientos – o actualizarlos- a través del temario que incluye tanto teoría como práctica relacionada con los contratos, Bienes Inmuebles, Registro de la Propiedad y promociones inmobiliarias. 

¿Te gusta ayudar a las personas?, ¿Tienes espíritu mediador?, ¿Te gusta resolver problemas? 

Entonces el curso de Derecho Inmobiliario es para ti. 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

15 − 3 =