El pago de la vivienda

El pago de la vivienda consume el salario de los españoles

La pérdida de poder adquisitivo de los españoles es notoria, donde los sueldos no se actualizan con el aumento del precio de la vivienda.

Esto resulta en un desembolso mayor en el pago de un alquiler o hipoteca: hasta un 40% de media ¿La recomendación? Debería destinarse un 25% o 30% como máximo.

Con este panorama, pagar la vivienda deja el bolsillo de los españoles vacío para el ahorro. Por ello, en el artículo de hoy analizamos todas estas claves gracias al último estudio de la plataforma Fintonic. Te contamos todo a continuación.

Estudio de Fintonic sobre el precio de la vivienda

Los españoles destinamos de media un 40% de nuestros salarios al pago de la vivienda, ya sea en propiedad o en alquiler.

Este dato se desprende del último estudio de Fintonic, una aplicación de finanzas personales. Un estudio llamado ‘Mercado de la vivienda en España 2018′ donde se analiza el panorama del mercado actual y se pone en relación con las finanzas de los españoles.

Así, el estudio relaciona variables como el precio de la vivienda en las diferentes comunidades autónomas, el rango de edad de aquellos que pagan más o menos por la vivienda y las diferencias entre el arrendamiento y la hipoteca, entre otros.

A nivel global, el estudio concluye que, de media, los españoles destinan el 40% de su salario al pago de la vivienda.

Una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que se debería destinar aproximadamente entre un 25% y un 35% -como máximo- de sus salarios a pagar un techo donde vivir.

Aumento del precio de la vivienda y disminución de los salarios

La relación inversamente proporcional entre el incremento de la vivienda y la disminución progresiva del poder adquisitivo, afecta de manera directa al bolsillo de sus españoles y a su capacidad de ahorro.

Al destinar más dinero al pago de la vivienda -que se encuentra entre los gastos fijos- se dificulta las posibilidades de ahorro, y por lo tanto de inversión.

En este sentido, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) el sueldo más frecuente en España es de aproximadamente 16.500 brutos anuales, lo que dejaría un sueldo medio de menos de 1.000 euros anuales.

El pago de la vivienda consume el salario de los españoles

Un sueldo irrisorio teniendo en cuenta el precio medio de alquiler, que puede variar según la comunidad autónoma. Así, por ejemplo, en Extremadura el precio medio de arrendamiento es de 474 euros, mientras que en Cataluña alcanza la friolera de 1.088 euros de media.

Precios de compra y alquiler

Según este mismo estudio de Fintonic, el precio medio de compra es de 638 euros al mes, mientras que el alquiler se sitúa de media en 719 euros mensuales.

Los precios varían según las comunidades autónomas, donde algunos de los precios de alquiler son los siguientes:

  • Cataluña= 1.088 euros de media al mes
  • Madrid= 958 euros
  • País Vasco=949 euros
  • La Rioja= 877 euros
  • Navarra=811 euros
  • Islas Baleares=774 euros
  • Asturias=580 euros
  • Canarias= 574 euros
  • Extremadura=474 euros

En cuanto a la vivienda en propiedad, la hipoteca media en Madrid es de 923 euros al mes, mientras que en Cataluña se sitúa en los 732 euros mensuales.

En definitiva, el precio de adquirir o arrendar una vivienda varía mucho según las zonas, y en este sentido, las áreas metropolitanas como Madrid y Barcelona cuentan con unos precios mucho más elevados. Además, las subidas se han producido en un corto espacio de tiempo en comparación con los núcleos menos urbanos.

¿Cuánto se debería destinar a la vivienda?

Existen diferentes baremos para saber la proporción de los ingresos que debe destinarse al alquiler o hipoteca y así tener una buena salud financiera, la cual permite destinar una parte del sueldo a los ahorros.

En este sentido la proporción a ahorrar, como mínimo, debería ser del 10%. Dicho esto, las diferentes alternativas en cuanto a las proporciones son las siguientes:

  • Entre un 25% y un 35% del sueldo: Donde 35% se estima que es demasiado, la media es del 30%, siendo ideal un 25%.

Dedicar un 30% de tus ingresos de la vivienda-incluidos los gastos, impuestos y reparaciones- supone el porcentaje perfecto para poder tener una buena salud económica.

  • La regla del 50/30/20: Esta regla creada por una autora estadounidense, Elizabeth Warren, estima que:

50% de los ingresos para gastos fijos, donde se incluye el pago de la vivienda, los seguros, préstamos, créditos y la cesta de la compra.

30% de los ingresos a los gastos de elección personal y ocio

20% para metas financieras, ahorro o inversión.

Estas son las reglas más comunes, pero también podemos encontrar la regla americana de 40 veces los ingresos ¿qué significa? Que el salario anual debe superar 40 veces el precio de alquiler o la hipetca.

Como verás, a pesar de estas recomendaciones, los gastos que se destinan al pago de la vivienda en España superan con creces las recomendaciones para cumplir con los objetivos financieros, que se traduce en una mayor calidad de vida.

Con estas premisas, algunos sectores políticos claman un mayor control del precio de la vivienda, mientras que para los expertos en el mercado inmobiliario estas políticas tendrían un impacto negativo en el mercado de la vivienda.

¿Cuál crees que es la solución al problema del precio de la vivienda? ¿Crees que se deberían poner límites a los precios?

¡Te esperamos en los comentarios!

Formación Profesional Personalizada

El Curso de Asesor Inmobiliario (título propio de Fundación Aucal) con 480 horas y nueve meses de duración, permite al alumno formarse como Asesor Inmobiliario.

El temario del mismo ofrece una formación integral para que, al terminar el curso, el alumno sea capaz de llevar a cabo todas las etapas de una gestión inmobiliaria. El plan de estudios incluye Derecho Inmobiliario, Valoraciones inmobiliarias, Marketing y Deontología profesional, entre otros.

Con el seguimiento de un profesorado universitario activo en el sector y conocedor de la realidad del mismo, el alumno podrá, por su cuenta, o como parte de una empresa: dirigir, gestionar, rentabilizar una empresa inmobiliaria, elaborar el plan de negocio inmobiliario, planificar la promoción de la marca y del catálogo de propiedades y muchas otras responsabilidades afines.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

uno × 5 =