inflación en el mercado inmobiliario

Mercado inmobiliario afectado por inflación y otras variables

En tiempos de crisis, son muchos los factores que influyen en el mercado inmobiliario. Distintas variables impactan en la compra, venta y alquiler de los inmuebles.

El aumento de costes en electricidad, agua, inflación en varios países y sus consecuencias en el mercado inmobiliario

El mercado inmobiliario, pese a ser uno de los más rentables en casi todo el mundo, es sumamente susceptible a una inmensa cantidad de variables. Desde el costo de los servicios básicos hasta la inflación pueden influir de forma significativa. 

Los tiempos de pandemia han recrudecido las condiciones que pueden afectar al mercado inmobiliario, así como también ocurre en otros sectores. Factores como los costos de los servicios públicos y la inflación se han vuelto comunes a causa del COVID-19 y las consecuencias en la compra, venta y alquiler de inmuebles son más que visibles.

Las variaciones en las tarifas de los servicios públicos y la tasa de inflación son factores que han afectado al mercado inmobiliario desde siempre. Sin embargo, países inestables como los latinoamericanos tienden a ser más susceptibles a estos cambios.

Sin embargo, la pandemia extendió estos problemas a gran parte del mundo. Por eso, el sector se ha visto notablemente afectado incluso en países que no suelen tener dichos cambios.

Es por ello que en la actualidad los gestores y administradores de fincas tienen un gran reto, satisfacer las necesidades inmobiliarias considerando la posibilidad de sus clientes de cubrir todos estos costes. De allí que sea fundamental la formación en el área de Administración de Fincas para entender el mercado mobiliario y adaptarse a sus circunstancias. 

En esta oportunidad, hablaremos de qué consecuencias tendrán ciertas variables para este 2022 en el sector inmobiliario.

Aumentos en los servicios públicos

El aumento de los costes de los servicios públicos ha sido un fenómeno que ha afectado a muchos países en los últimos meses. Esto puede estar íntimamente ligado a la pandemia.

En el caso de Argentina, el Gobierno estableció regulaciones y congelamiento de precios durante el aislamiento con el fin de proteger a todas esas personas que perdieron sus empleos o que tienen complicaciones para cumplir con sus obligaciones.

Ahora, si bien la pandemia sigue en curso, la mortalidad ha descendido de forma importante y las personas vuelven a sus tareas cotidianas. Por esto, las autoridades han decidido retirar los subsidios a las tarifas de los servicios públicos a partir de este 2022.

Esta decisión ha puesto en alerta máxima a todos, ya que se espera que, en combinación con la inflación, esto tenga un efecto negativo en el mercado inmobiliario.

¿Cómo afecta?

Está claro que en las clases sociales más pudientes no se ve un gran impacto de estos cambios en comparación con años anteriores. Los estratos más adinerados no cambiarán los términos de negociación al momento de alquilar un inmueble por el hecho de que las cuentas de la electricidad o del agua estén un poco más altas.

El problema aparece en los sectores menos adinerados, a quienes esa diferencia de precio les representa un esfuerzo adicional en lo económico. Esto hace claramente que cambie la demanda en el sector inmobiliario, sea por petición de condiciones adicionales a la hora de alquilar o por simplemente la incapacidad de afrontar los aumentos.

Muchos inquilinos han solicitado a sus arrendadores que se hagan cargo total o parcialmente de los costos de los servicios públicos en el inmueble en cuestión. Así mismo, ciertos inmuebles de mayor costo ven una reducción en su demanda, ya que para cubrir los aumentos muchas personas deciden optar por inmuebles más económicos o en ubicaciones menos prestigiosas para reducir costos.

Ahora, de darse un cambio drástico en la demanda de inmuebles, su valor se puede alterar. Claramente, al haber menor demanda que oferta, los propietarios se verán en la obligación de bajar sus precios (esto sin tomar en cuenta otros factores como la inflación).

En caso de que la caída de la demanda sea muy drástica, es posible que muchos propietarios retiren sus inmuebles del mercado, lo que generaría una gran crisis inmobiliaria.

Inflación

La inflación es otro de los grandes problemas que afecta seriamente al mercado inmobiliario y que se ha acrecentado a nivel mundial con la pandemia.

Sin embargo, en España (con inflación cercana al 5,5%), el banco Bankinter anticipa que el mercado inmobiliario fluctuará a la par con la inflación. Esto quiere decir, que los inmuebles seguirán siendo activos de valor para los inversores, y los administradores de fincas seguirán teniendo un papel relevante en la economía.

Esta es una excelente noticia para los ahorristas, ya que sus activos se verán resguardados de ser invertidos en una propiedad. Y los que se dedican a las transacciones inmobiliarias seguirán siendo muy solicitados.

Sin embargo, la situación cambia en países con tasas de inflación más delicadas, como es el caso de la Argentina. Con una inflación interanual superior al 50%, la caída en el poder adquisitivo del peso representa un riesgo para una gran cantidad de mercados, incluido el inmobiliario.

Consecuencias

Las economías inestables suelen hacer que casi cualquier inversión en dicho país pierda valor rápidamente, por lo que la compra de un inmueble bajo tasas de inflación extremas puede acabar siendo una inversión de riesgo.

Claramente, la incertidumbre genera cambios en la oferta y la demanda, por lo que comprar una propiedad, incluso si se hace en monedas como el dólar (como es el caso de Argentina), no garantiza poder recuperar la inversión al momento de vender.

Así mismo, la inflación impacta de mayor manera a los sectores más vulnerables de la sociedad, por lo que la demanda de departamentos en alquiler también cambia. Claramente, al haber una caída en el poder adquisitivo, son muchas las personas que renuncian a alquilar en ciertas zonas más prestigiosas o a departamentos más espaciosos.

Tiempos difíciles para el mercado inmobiliario

Más allá de los efectos ya conocidos en el mercado inmobiliario, quizá lo que más pesa en estos momentos es la incertidumbre. Con una nueva oleada de contagios a nivel mundial, no queda claro cuánto tiempo más durará la pandemia.

Mientras el COVID-19 genere incertidumbre en los mercados, será complicado lograr la estabilidad en las distintas variables que afectan a la economía. Sea de un país en concreto o a nivel mundial.

Mientras tanto, muchos inversores del mercado inmobiliario aguardan atentamente para entrar en el momento indicado, así como otros mantienen su capital invertido en inmuebles, sean viviendas o locales comerciales.

Esto tomando en cuenta las proyecciones para este 2022, ya que algunos países apuntan a tener un mejor año para las inversiones en el mercado inmobiliario que otros.


Enlaces sugeridos:

https://www.lanacion.com.ar/propiedades/propiedades-como-impactara-la-quita-de-subsidios-a-la-luz-y-el-gas-en-los-precios-de-venta-y-de-nid29122021/

https://www.businessinsider.es/como-afecta-inflacion-mercado-inmobiliario-955685

https://www.rtve.es/noticias/20211015/luz-subira-alquiler/2190021.shtml

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

17 − Ocho =