sin techo

La crisis de los sin techo debido al Covid-19 en España

Si ya existían personas sin techo en España, como en todas partes del mundo, desde que empezó la pandemia se han registrado nuevas personas sin hogar, casos muy dramáticos de mujeres solas, personas jóvenes y familias que han quedado prácticamente en la calle. 

Sin techo debido al Covid-19

Ha aumentado el número de personas sin hogar desde el inicio de la pandemia, la crisis sanitaria ha golpeado muy fuerte a algunas personas, al límite de quedarse en la calle.

Lo alarmante no es la cifra de los sin techo, ya que siempre ha existido, sino las nuevas personas que estarían sin hogar en estos momentos de crisis.

Actualmente habría unas 33.000 personas sin hogar en España, pero la Fundación Cáritas, desde su experiencia, calcula que son casi 40.000. La evidencia de esto lo demuestra el hecho de que en Madrid, los centros que se habilitaron durante la pandemia  más los operativos se colapsaron.

Muchas personas han sido víctimas de la crisis sanitaria, económica y social, por eso ha aumentado el número de los sin techo o sin hogar.

El perfil de las personas sin techo ha cambiado debido a la crisis, se trata de personas que ya estaban en una situación de vulnerabilidad, pero que se mantenían con trabajos precarios y ya no.

Ahora ha cambiado el perfil y se han incorporado grupos de población que hasta hace poco tenían una situación normalizada.

Si la crisis sanitaria ha golpeado a todo el mundo, la crisis económica y social ha afectado aún más a los sin techo, a los de siempre y a los nuevos sin hogar, producto de la pandemia.

Mujeres sin hogar producto del coronavirus

La crisis del coronavirus deja sin hogar a muchas mujeres en Barcelona. En plena pandemia han surgido centros de acogida para mujeres jóvenes sin hogar.

La crisis económica derivada del coronavirus ha sacado a flote una cifra oculta de mujeres sin hogar, y pasando los días y meses quedarán al descubierto centenares de mujeres a la que esta crisis humanitaria ha castigado con mucha fuerza.

La llegada del Covid-19 ha desestabilizado todas las cifras. Antes de la pandemia, más de 3.000 vecinos de Barcelona no tenían un techo, 2.000 dormían a diario en albergues y el otro millar lo hacía en la calle.

Ahora hay entidades que dicen que la cifra supera los 4.000, la mayoría hombres, solo el 10% son mujeres. La cifra de mujeres sin hogar ha sido invisibilizada, pero dicen que ya no.

Según palabras de Elena Sala, responsable del programa Dones amb Llar de Assis, el sinhogarismo femenino lleva décadas invisibilizado, y además agrega:

“Hay mujeres que viven en habitaciones de alquiler que hoy pueden pagar y mañana no. Mujeres que se ven obligadas a dormir en el sofá de un amigo y obligadas a estar todo el día en la calle para que no se cansen de ellas y las echen. Otras se ven obligadas a intercambiar servicios, explotación sexual… Las hay que mantienen relaciones tóxicas para no acabar en la calle… Aguantan situaciones muy traumáticas antes de acabar sin hogar. Hay mucho sinhogarismo oculto que la covid ha acelerado y visibilizado”.

Las razones de por qué las mujeres llegan a vivir en la calle, siendo ésta la última fase de un proceso de pérdidas, según Elena Sala, son las siguientes:

“Si la principal causa del sinhogarismo masculino está relacionada con el desempleo en el caso de las mujeres está relacionada con la ruptura sentimental y la violencia de género. Cuando una mujer llega a una situación de calle lo hace en peores condiciones que un hombre. En peor situación económica, peor situación de salud física y mental… En la calle no solo sufren aporofobia, sino que también son víctimas de violencia sexual”,

La pandemia aceleró los procesos y se dispararon todas las alarmas en las entidades.

La situación de las mujeres que se quedan sin hogar es muy dramática, muchas de ellas tienen hijos y deambulan por las calles en busca de ayuda, durmiendo en lugares peligrosos.

El coronavirus está saturando todos los servicios de ayuda a las personas sin hogar. La realidad supera toda expectativa de ayuda.

Finalmente, se necesitan políticas públicas que garanticen el derecho a una vivienda, porque el problema siempre ha existido, solo que ahora con la pandemia se visibilizó aún más y se crearon nuevas necesidades.

Toda persona tiene derecho a la vivienda, es un derecho constitucional, por lo tanto, es un deber del Estado garantizar este derecho.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.lanzadigital.com/general/aumenta-el-numero-de-personas-sin-hogar-segun-caritas-y-faciam-la-crisis-covid-ha-puesto-a-mucha-gente-en-la-calle/

https://www.elconfidencial.com/sociedad/2013-11-10/la-crisis-economica-y-el-paro-cambian-el-perfil-de-los-sin-hogar-en-espana_51958/

https://elpais.com/espana/catalunya/2020-11-12/la-crisis-del-coronavirus-dispara-el-numero-de-mujeres-sin-hogar-en-barcelona.html


Oferta Formativa

Curso Superior de Asesor Inmobiliario

Con el Curso de Asesor Inmobiliario, podrás convertirte en un profesional capacitado que comúnmente llamamos Agente Inmobiliario, donde puedes dedicarte a trabajar de manera independiente o como parte de una empresa, a dirigir, gestionar, rentabilizar una empresa inmobiliaria, elaborar el plan de negocio inmobiliario, planificar la promoción de la marca y del catálogo de propiedades y muchas otras responsabilidades afines.

Con el perfil de gestor inmobiliario, el mercado laboral del sector se abre a variadas oportunidades de trabajo, incluso si eres un corredor inmobiliario sin experiencia que está partiendo en este mundo, ya que al profesionalizarte y obtener un título de agente inmobiliario, destacarás en el área por los métodos que adquirirás en el curso, en cuanto a gestión comercial, operaciones, valoraciones, tasaciones inmobiliarias, gestión de documentos y conocimientos legales del sector, aplicando técnicas organizativas que permiten al cliente confiar en las capacidades de este profesional experto.

Más información en nuestra página https://www.aucal.edu/cursos-diplomados/curso-de-asesor-inmobiliario.html

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

dos − uno =