mercado inmobiliario

Mercado inmobiliario en Latinoamérica

En este artículo escribiremos acerca del sector inmobiliario en América Latina, una región que se ha visto menoscabada a pesar de su incalculable potencial en infraestructura y en especial en el mercado inmobiliario.

Despegue inmobiliario en Latinoamérica

Latinoamérica tiene un incalculable potencial en infraestructura y especialmente en el sector inmobiliario. Dado que la urbanización avanza a un ritmo acelerado, se necesitan fondos de inversión que apuesten por la región y un nuevo enfoque de competitividad, innovación y sostenibilidad, partiendo de la financiación.

Por las crecientes necesidades en materia de infraestructura y por el tamaño de su mercado, la región presenta un abanico de posibilidades para los fondos de inversión, teniendo en cuenta que la urbanización de Latinoamérica y El Caribe ya alcanza el 81%, en comparación con África que es de apenas el 43%.

Es imprescindible cerrar las brechas de financiación existentes en la región, así se pueden generar oportunidades de crédito, que le permitirán a Latinoamérica y El Caribe desarrollar su industria inmobiliaria de manera sostenible y equitativa, ya que “nueve de cada 10 viviendas de la región son de mala calidad”.

En algunos países, la tasa de cambio es favorable para los inversores, como Panamá ( 0,8%), Perú (2,19%) Chile (2,6%) y Colombia (3,18%). Este aspecto pone nuevamente a la región en el radar de los fondos de inversión.

Estos datos son anteriores al inicio de la pandemia, que como ya sabemos ha provocado estragos en todos los sectores, lo que no significa que sea totalmente negativo, ya que éste sector ha seguido funcionando, vía internet.

En todo caso, hay que destacar que Latinoamérica se ha mostrado siempre resiliente ante las dificultades, y esta vez no será diferente, claro que las expectativas podrían cambiar un poco o bastante dependiendo del crecimiento económico pos pandemia y también de eso dependerá la recuperación del sector.

Expertos del sector aseguran que los consumidores hispanos tendrán un papel muy importante para dicha recuperación, no serán los mismos efectos que provocó la recesión de 2008, provocada por el colapso de la burbuja inmobiliaria, ya que el crédito al consumo está protegido y el inventario de viviendas es limitado, los precios se han mantenido relativamente estables y además, se ha conservado el valor de las propiedades en la mayoría de los casos.

Por lo tanto, el sector inmobiliario será clave para la recuperación de la economía en todos los países.

Es innegable que el sector inmobiliario se ha visto y se verá muy afectado por la pandemia, ya que algunos aspectos en la vida de los ciudadanos cambiarán, en particular la pérdida de empleos convertirá en trabajadores autónomos a muchos de los que busquen una hipoteca.

A pesar de la pandemia, toda persona necesita una vivienda en algún momento de su vida, solo que ahora cambiarán las prioridades y seguramente no será la vivienda un bien prioritario.

Aunque esto es un poco contradictorio, ya que con la pandemia, muchas familias se dieron cuenta que sus viviendas no satisfacían todas sus necesidades, en cuánto a espacio y calidad de vida. Por lo tanto, en este momento han cambiado los paradigmas en la búsqueda de vivienda y en la necesidad de tener una vivienda como prioridad.

Por el mismo hecho de que se ha implementado el teletrabajo en muchas empresas, será necesario adecuar la vivienda a un nuevo espacio o buscar una nueva de ser posible.

Cuando decimos que es algo contradictorio lo que está pasando en el sector inmobiliario, es por lo siguiente, mientras algunas familias temen quedarse sin un lugar donde vivir, otras están comprando casas, ya sea como inversión o para habitarlas, ocurriendo esto en todos los países.

Lo que demuestra la desigualdad social, lo cual se ha vuelto más evidente con la crisis.

El boom inmobiliario se ha visto en muchos países, mientras la crisis económica global ha dejado una huella de miseria.

Por ejemplo, según un análisis elaborado por la firma Global Property Guide, acerca del aumento en el valor de las viviendas, México ocupa el lugar 15 en el ránking mundial y el primero en América Latina.

Este auge inmobiliario en algunas regiones del planeta, se produce justamente cuando las proyecciones del FMI hablan de una contracción económica global de 4,9% para el año 2020 y 2021 y además, se sabe de muchas personas que no pueden pagar la renta o no tienen donde vivir.

Debido a la recesión provocada por el Covid-19, hay perdedores y ganadores, están quienes han mantenido su trabajo y contaban con ahorros, por lo tanto, están aprovechando que las tasas de interés de los créditos hipotecarios han llegado a niveles históricamente bajos y están comprando viviendas y están los que no tienen cómo pagar la renta o no tienen donde vivir.

La caída en la tasa de interés es lo que ha provocado este fenómeno en muchos países y quienes desean generar aún más ingresos deben aprovechar esta oportunidad e invertir en una vivienda.

La financiación es la respuesta

Como decíamos, Latinoamérica tiene carencias en infraestructuras de primera necesidad, como la vivienda. Lo cuál ha sido atendido por los respectivos países a través de subsidios y otros programas estatales.

Superar esta brecha de infraestructuras requerirá para todos los países, aumentar la inversión del 3 al 5% del PIB, lo que representaría un gasto de unos 180.000 millones de dólares al año para Latinoamérica.

Existe un mercado inmobiliario paralelo creciente que también requiere de infraestructuras, son los hoteles de lujo o complejos de oficinas de trabajo colaborativo, que están en la mira de los fondos de inversión.

Latinoamérica está en las “etapas iniciales del ciclo inmobiliario”, según la empresa Fortune Builders, contando con una capitalización de unos 75.000 millones de dólares, lo que significa que desde el punto de vista de crecimiento y desarrollo, su perfil puede compararse con el de los Estados Unidos desde principios hasta mediados de los años ochenta.

Será fundamental la planificación y el liderazgo para Latinoamérica, si quiere tener una verdadera oportunidad de despegar en el siglo XXI.

Según los entendidos del sector económico, dinero hay, fondos de inversión hay…¿qué falta entonces? Que los inversores pongan sus ojos e intereses en Latinoamérica.

No se esperaba la incertidumbre de una pandemia y las consecuencias devastadoras que ha provocado en el mundo en todos los ámbitos, pero la vida continúa y seguramente el sector inmobiliario se recuperará, o mejor dicho, las oportunidades para las personas de tener una vivienda se presentarán, ya que el sector está aún a flote.

Las ciudades latinoamericanas deberán seguir luchando para atraer financiamiento para el desarrollo de sus respectivas ciudades, ya que esto no se debe a la escasez de dinero en el sistema global, por el contrario, hay una gran cantidad de capital internacional disponible, al menos, unos 7,4 billones de dólares son mantenidos solo por fondos soberanos.

Todos los planes y proyectos que se tenían antes de la pandemia en el sector inmobiliario latinoamericano se verán trastocados, pero no por ello imposibilitados de ser ejecutados. Dependerá en gran medida del crecimiento económico pos pandemia en cada país.

El pronóstico para el sector inmobiliario latinoamericano este año es de mejora, según Fitch Ratings, corporación financiera con varias divisiones y con sede en Nueva York y Londres, esto será un hecho a medida que se produce una recuperación económica este año.

Los emisores de bienes raíces cuentan con una recuperación económica a nivel global y regional que los beneficie.

Fitch pronostica que la contracción del PIB regional del 8.2% en 2020, pero con un crecimiento del 4.1% en 2021.La liquidez se considera un factor clave para ayudar a la transición del sector a operaciones estabilizadas hacia el próximo año.

Es por ello que Fitch Ratings considera que, “la liquidez del sector es adecuada en promedio, reflejada en las posiciones de efectivo de los emisores, estructuras de vencimiento de deuda bien escalonadas y vencimientos de deuda relativamente bajos en 2021-2022, importantes líneas comprometidas no utilizadas y elevados activos libres de cargas. El sector también se beneficia de un fuerte acceso a los préstamos bancarios”.

Otra opinión con respecto al mercado inmobiliario latinoamericano, Floralba Nuñez, economista y presidente de Finca Raíz dice:

“la mala hora del PIB latinoamericano a raíz de de la coyuntura del covid- 19, presionará la salida de capitales e inversionistas locales, que buscarán inversiones refugio en los Estados Unidos”.


Fuentes utilizadas en este artículo

https://realestatemarket.com.mx/noticias/mercado-inmobiliario/28965-consumidores-hispanos-son-importantes-para-recuperacion-del-sector-inmobiliario

https://www.fundssociety.com/es/noticias/alternativos/latinoamerica-una-mina-de-oro-que-espera-su-despegue-inmobiliario

https://www.bbc.com/mundo/noticias-54035630

https://tcadm.com/fitch-ratings-considera-que-el-sector-inmobiliario-latinoamericano-mejore-en-el-2021/

https://www.larepublica.co/empresas/cifras-de-fmi-confirman-que-incertidumbre-en-la-region-estimula-inversion-en-estados-unidos-3073927


Oferta Formativa

Máster en Dirección y Gestión de Proyectos

El objetivo del Máster Oficial en Dirección y Gestión de Proyectos es dotar al alumno de los conocimientos básicos para poder planificar todo tipo de proyectos, y para ello comenzaremos asimilando el estándar de calidad en la gestión de proyectos del Project Management Institute, la cual es una organización con reconocido prestigio mundial en la materia.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-gestion-y-direccion-de-proyectos.html

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

veinte − Doce =