rehabilitación de viviendas

Rehabilitación y recuperación de viviendas y edificios residenciales

A pesar de todos los problemas suscitados en el último tiempo, el sector inmobiliario sigue en pie, firme y seguro, siendo un pilar fundamental en la economía del país, y esto va de la mano con la rehabilitación de las viviendasedificios residenciales, todo enmarcado en un sentido más sostenible a mediano y largo plazo.

Recuperación a mediano y largo plazo

Cuando hablamos de recuperación, nos referimos tanto a la recuperación económica (generando múltiples empleos y negocios) como a la rehabilitación de las viviendas.

En cuánto a la rehabilitación de viviendas, España está al debe, ya que se ha preocupado más de construir nuevos edificios que de recuperar los antiguos, pero ahora es momento de ponerse manos a la obra y empezar a rehabilitar edificios y barrios enteros, con la ayuda del fondo europeo.

La pandemia ha marcado un antes y un después en todo orden de cosas, como algunos dicen, hemos entrado en una nueva normalidad, refiriéndose a la manera de pensar y actuar, incluso a la manera de hacer las cosas,  enfocándose en un desarrollo sostenible.

En la construcción y rehabilitación de viviendas el cambio será significativo, cambiando los estándares ya establecidos por nuevos paradigmas.

Y aquí entra en juego el “desarrollo sostenible”, ya que con el tiempo los barrios, ciudades y países deberán ser más sostenibles, y para ello, hay que hacer varios cambios. Lo que significa, mejorar la eficiencia energética, o sea consumir menos, aislarse más e incluso incorporar fuentes de energía renovables.

El Gobierno desea mejorar en todo aspecto las construcciones nuevas y antiguas, con nuevos estándares, lo que significa, edificaciones mejor conservadas, más confortables, accesibles, seguras y digitalizadas, según señala el Plan de Rehabilitación y Regeneración Urbana.

Para ello, se ha dotado a dicha cartera de 6.820 millones de euros, con el fin de cumplir con dicho Plan, un plan muy ambicioso de recuperación, transparencia y resiliencia.

Por eso decíamos, que el sector inmobiliario será uno de los pilares de la reactivación económica que emprenderá España después de la pandemia, incluso durante la pandemia. Esto generará más empleos y negocios para grandes compañías, pymes y trabajadores independientes.

De hecho, “según estimaciones del Ejecutivo la rehabilitación de los edificios y viviendas generará 188.000 empleos directos e inyectará 13.500 millones de euros más en el PIB”. (abc.es)

España tiene un parque inmobiliario muy antiguo, lo cual hace necesario muchas reformas. El 50% de los edificios de uso residencial son anteriores al año 1980. Un millón de esos hogares se encuentran en un estado deficiente, malo o en ruinas.

Es más, el 75% de esas viviendas no son accesibles y el 40% de las construcciones que tienen cuatro o más plantas no tienen ascensores y ni hablar de la eficiencia energética.

Debemos recordar que los edificios son responsables del 30% del consumo de energía en el país, y del 40% de las emisiones de CO2, responsables del efecto invernadero.

Por eso es urgente una transformación o recuperación de dichos edificios, ya que el objetivo a nivel europeo es descarbonizar las ciudades.

Hacia ese objetivo están encaminados todos los planes del sector inmobiliario a nivel país, especialmente el Programa de Rehabilitación para la recuperación económica y social en entornos residenciales, con una inyección financiera de 3.420 millones de euros, los cuales serán destinados a la reforma de barrios enteros (976 millones) y edificios completos e incluso viviendas particulares (1.994 millones).

Este Programa de recuperación consiste en mejorar las fachadas y cubiertas de una edificación, incorporar energías renovables para la calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria, además, para mejorar la accesibilidad o el sistema de iluminación y digitalizar las construcciones.

El objetivo del programa es realizar medio millón de actuaciones en los próximos tres años, en 300.000 viviendas.

También se destinará un porcentaje de ese dinero a deducciones fiscales (450 millones), y esto será, por obras que contribuyan a la mejora de la eficiencia energética de la vivienda habitual.

Por ejemplo, “serán del 20% si se reduce un 7% la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda, asimilable a la sustitución de ventanas por una de altas prestaciones. Y también habrá deducciones del 60% para la rehabilitación de edificios de uso residencial”. (abc.es)

Nada es gratis, por lo tanto, deberán cumplir ciertos requisitos si quieren lograr las subvenciones, por ejemplo, si la reforma rebaja un 30% como mínimo el consumo de energía o mejora la calificación energética, llegando a alcanzar la etiqueta A y B, logrará una subvención.

Los requisitos para lograr las subvenciones son varios, ya que las mejoras en una vivienda son muchas, no es solo la fachada, sino también, como decíamos, la calefacción, iluminación, en el fondo es una reforma integral, enfocada en un desarrollo sostenible en todo aspecto, como dice Dolores Huerta, directora general de Green Building Council España (GBCE)el Consejo para la Edificación Verde de España: «No tiene sentido poner placas solares, si hay grietas en la fachada».

Al hacer una reforma integral, el edificio queda apto por muchos años y no hay que intervenir en mejoras por lo menos en 50 años, lo cual significa un ahorro sustancial en las arcas del Programa de Rehabilitación.

Los entendidos en el tema señalan algo muy importante, es mejor renovar un edificio antiguo que construir uno nuevo, ya que la nueva construcción genera emisiones de CO2 para su construcción.

España está al debe en la rehabilitación de edificios residenciales y barrios completos, ya que la tasa de rehabilitación oscila entre 0,2 y 0,4% cada año, en comparación con otros países europeos que dicha tasa oscila entre 1,5 y 2%.

Y España tiene una de las cifras más bajas a nivel europeo con respecto a la ocupación de trabajadores en la rehabilitación de edificios y barrios, siendo el 2,2% del mercado de trabajo, en cambio, Alemania, Italia y Francia tienen un porcentaje del 4%. Si España llegara a ese porcentaje, generaría 400.000 nuevos empleos.

Hay mucho por hacer en cuánto a rehabilitación o recuperación de viviendas, hay trabajo para muchos años, lo que significa desarrollo y progreso para el país, pero lo más importante bienestar para las personas.

Y no debemos dejar de decir, que como todo está cambiando, también este sector deberá adaptarse a las nuevas tecnologías, ya que las exigencias del consumidor serán más altas, al punto de pensar en viviendas inteligentes, que se adapten a los tiempos de hoy, a las necesidades de las nuevas generaciones y de la nueva normalidad.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.lavanguardia.com/economia/20210428/7384624/rehabilitacion-vivienda-creacion-empleos-recuperacion-covid-espana.html

https://www.abc.es/economia/abci-recuperacion-verde-tambien-edifica-ladrillo-202105170050_noticia.html

https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/rehabilitacion-vivienda-espana-asignatura-pendiente-oportunidad_129_6298183.html


Oferta Formativa

Máster en Dirección y Gestión de Proyectos

El objetivo del Máster Oficial en Dirección y Gestión de Proyectos es dotar al alumno de los conocimientos básicos para poder planificar todo tipo de proyectos, y para ello comenzaremos asimilando el estándar de calidad en la gestión de proyectos del Project Management Institute, la cual es una organización con reconocido prestigio mundial en la materia.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-gestion-y-direccion-de-proyectos.html

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

2 comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

quince + 8 =