alquiler con opcion a compra

¿En qué consiste el alquiler con opción a compra?

Alquilar en vez de comprar nos reporta una serie de beneficios como la independencia o libertad de movimiento. Pero muchas veces crees que este tipo de contrato supone una pérdida de dinero a largo plazo. Sin embargo existe una alternativa. El alquiler con opción a compra. ¿Lo conoces?

Alquiler con opción a compra: una opción interesante

¿Comprar o alquilar? La respuesta a esta pregunta es una de las decisiones financieras más importantes en la vida de una persona. Pero no todo acaba ahí, existe otra vía que se llama alquiler con opción a compra.

¿En qué consiste? Básicamente en alquilar una vivienda que se puede comprar más adelante y del precio de compra total se descuentan las mensualidades pagadas en el alquiler. ¿Es legal? La respuesta es positiva, y hoy te contamos todos beneficios de esta opción, así como las condiciones.

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

Esta opción se basa en un contrato doble: por un lado el contrato de compraventa y por otro de alquiler.

En este sentido, ambos contratos especifican todas las condiciones.

El acuerdo consiste, a grandes rasgos, en que el comprador-inquilino paga las mensualidades correspondientes, y una vez terminado el periodo de arrendamiento, puede decidir si quiere comprar o no la vivienda. Tiene total libertad y el derecho de decidir si luego quiere adquirir el inmueble.

La particularidad de este alquiler-compra es que al principio de paga una prima de compra, la cual no es como la fianza que se pueda devolver, y si luego no compra, no se devuelve.

¿Es legal el alquiler con opción a compra?

Es un contrato inusual, y aunque no aparece en el Código Civil, está aceptado por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y por el Reglamento Hipotecario.

Según el Tribunal Supremo, se trata de ‘un precontrato –en principio unilateral–, en virtud del cual, una parte concede a la otra la facultad exclusiva de decidir sobre la celebración o no del contrato principal de compraventa, que habrá de realizarse en un plazo cierto y en unas determinadas condiciones, pudiendo también ir acompañado del pago de una prima por parte del optante’.

Para que tenga validez en el contrato deben aparecer, como mínimo, las dos siguientes condiciones.

  • Objeto del contrato
  • Precio de venta

El contrato asimismo debe marcar que el inquilino puede decidir a los dos años del alquiler si quiere comprar la vivienda.

En cuanto al precio de venta se debe cerrar en el momento del contrato inicial, no pudiendo ser modificado en el tiempo posterior

En este sentido, también se debe pactar de antemano:

  • Cuotas a pagar
  • Porcentaje a descontar a la hora de la compra

¿Cuáles son las ventajas de este contrato?

Con la situación incierta del mercado inmobiliario y la reciente burbuja de alquiler, este tipo de contrato puede ser una opción interesante para que el dinero de alquiler no sea ‘un dinero perdido’.

Además de esta ventaja para el inquilino, el propietario se asegura unos ingresos durante el tiempo que tiene la casa en venta y si, llegado el momento no se formaliza la compra, la prima le ofrece una protección.

alquiler con opcion a compra

¿Es la cuota de alquiler más elevada en el alquiler con opción a compra?

En este tipo de contrato, aunque se vaya comprar después, no significa que la cuota de alquiler tenga que ser más elevada, la cual está fijada por el precio del mercado y las fluctuaciones del IPC, no siendo así para el caso de la compra.

La inversión inicial por la prima es más elevada que en un alquiler normal, pero a la larga es más rentable. Todo depende de cada caso, ya que en ocasiones no se fija esta prima inicial.

¿Cuáles son los requisitos en un alquiler con opción a compra?

Algunas de las condiciones fijan que el inquilino tiene derecho a permanecer en la vivienda durante el tiempo que dura el contrato de alquiler.

Por otro lado, se puede extender este contrato, pero la opción de compra se anula porque serían dos contratos diferentes.

En cuanto al periodo de compra, tan solo se puede hacer dentro del periodo establecido.

¿Y si se quiere adelantar la compra? Es posible negociarlo con el propietario y llevar a cabo la compra.

Y por último, pero no menos importante, si existiese un retraso más de dos en el pago de la renta, se anularía la opción a compra, y por lo tanto, la prima inicial si la hubiese.

En definitiva, el alquiler con opción a compra puede ser una opción interesante tal y como están los precios de alquiler del mercado. Aunque antes de llevar a cabo este acuerdo es importante considerar si tras el periodo de alquiler, es posible llevar a cabo la compra, para así no perder la prima inicial.

¿Qué opinas del alquiler con opción a compra?¿Lo consideras en vez de solo alquilar o comprar?

¡Esperamos tu opinión en los comentarios!


Formación Profesional Personalizada:

El Curso de Asesor Inmobiliario (título propio de Fundación Aucal) con 480 horas y nueve meses de duración, permite al alumno formarse como Asesor Inmobiliario. El temario del mismo ofrece una formación integral para que, al terminar el curso, el alumno sea capaz de llevar a cabo todas las etapas de una gestión inmobiliaria. El plan de estudios incluye Derecho Inmobiliario, Valoraciones inmobiliarias, Marketing y Deontología profesional, entre otros.

Con el seguimiento de un profesorado universitario activo en el sector y conocedor de la realidad del mismo, el alumno podrá, por su cuenta, o como parte de una empresa: dirigir, gestionar, rentabilizar una empresa inmobiliaria, elaborar el plan de negocio inmobiliario, planificar la promoción de la marca y del catálogo de propiedades y muchas otras responsabilidades afines

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

dieciocho + Nueve =