Recomendaciones para escoger un buen inquilino

Quizás una de las decisiones más difíciles que tenemos que tomar cuando alquilamos una vivienda es ¿cómo elijo a un buen inquilino?. Hoy les entregaremos algunas claves para la elección de un buen inquilino.

Algunos consejos para encontrar al inquilino ideal

Es muy cierto que alquilar supone un cierto riesgo, como todas las cosas importantes en la vida, pero una vez tomada la decisión, hay que seguir adelante. Aquí les entregamos algunos datos.

Es muy importante primero que todo, publicar un anuncio completo. Así se asegura que los interesados conocerán de antemano las condiciones, sobretodo las económicas.

Tener claro a qué tipo de familia o persona quiere arrendar, ya sea una familia numerosa, o una con animales, o una pareja, etc.

¿Cómo debe ser un buen inquilino?

A un buen inquilino desde un principio le gustará dejar las cosas bien claras. Se muestra sincero y transparente, además, facilita las gestiones que conlleva el proceso de alquiler. Demuestra ciertas condiciones de negociador y conciliador ante cualquier discrepancia. Es una persona que se compromete personal y legalmente, también es  empático a la hora de entender al propietario y sus demandas.

Con un perfil así, el propietario se puede sentir tranquilo, ya que podrán llegar a buenos acuerdos. También es importante la primera impresión que se forme de la persona. Hay que entender que no puede llegar a conocer a fondo a una persona en una entrevista, por lo tanto, también influirá su intuición a la hora de elegir a su inquilino.

Desconfiar del inquilino muy perfecto, ya que puede ser un estafador/a. Puede prometer muchas cosas y después no cumplirlas.

Solvencia del inquilino

Seguramente este punto es el más preocupante para los propietarios. Hay que tener claro lo siguiente:

  • Nivel de ingresos: esto se sabe solicitando una nómina o en las declaraciones de IRPF en caso de autónomos.
  • Estabilidad laboral: no es lo mismo alquilar a alguien que recién está cotizando, que a alguien que lleva años en el mundo laboral y cotizando.

Si el inquilino no da suficientes pruebas de solvencia, es aconsejable exigir garantías adicionales, más allá del mes de fianza:

  • Exigir un depósito adicional: un importe a convenir que será retenido por el propietario y que será devuelto al finalizar el arrendamiento.
  • Aval bancario: una entidad financiera se encarga del importe de las deudas del arrendatario.
  • Fiador solidario: es aquel que garantiza con su patrimonio el cumplimiento de las obligaciones del arrendatario, en caso de no cumplir.

Nunca estará de más la mayor información que pueda tener del futuro arrendatario y si no pone problemas en entregar todo lo que se le pide, mejor aún.

Otras de las preocupaciones al alquilar nuestra vivienda es preguntarnos ¿cuidarán la vivienda?

La desconfianza siempre va a existir y eso hay que tenerlo claro desde el momento que se decide alquilar. Si existe claridad desde el principio con el cuidado que quiere que tengan y con el tipo de personas que quiere que alquilen, le facilitará la decisión al final. Las condiciones las pone el propietario y deben ser claras desde un principio, antes que visiten el piso.

¿Cuánto tiempo se quedará el inquilino?

El tiempo que dure el arriendo se puede pactar entre ambas partes, mediante un contrato, siempre que los dos lo deseen. El arrendatario tiene derecho por ley a quedarse en la vivienda mínimo tres años, si cumple con todas sus obligaciones. Así lo expresa la Ley de Arrendamiento Urbano de 1994, en su artículo 9.1:

Artículo 9. Plazo mínimo.

“1. La duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes. Si ésta fuera inferior a tres años, llegado el día del vencimiento del contrato, éste se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance una duración mínima de tres años, salvo que el arrendatario manifieste al arrendador, con treinta días de antelación como mínimo a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de las prórrogas, su voluntad de no renovarlo.

El plazo comenzará a contarse desde la fecha del contrato o desde la puesta del inmueble a disposición del arrendatario si ésta fuere posterior. Corresponderá al arrendatario la prueba de la fecha de la puesta a disposición.”

Debe quedar todo muy claro en el contrato, eso es fundamental, para no encontrarse con sorpresas después.

Tips para detectar al mal inquilino

Expertos e investigadores en morosidad, han establecido un perfil en base a las características comunes que poseen este tipo de inquilinos.

  • Seductores y expertos en inteligencia emocional: querrán llevar ellos la conversación y ganar la confianza del arrendador. Repetirán que son buenos pagadores.
  • Ofrecen pagos por adelantado: no aceptar pagos por adelantado, ya que eso puede dar pie a que después empiecen las morosidades con cualquier excusa. Es sólo para ganar confianza.
  • Estudiar la solvencia del arrendatario: la estabilidad económica del posible inquilino es un factor decisivo. Cualquier problema financiero puede convertir a una buena persona en un mal inquilino.

Teniendo en cuenta estos tips y asesorándose por un experto inmobiliario, no tendrá problemas para alquilar su vivienda.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.trovimap.com/blog/claves-escoger-buen-inquilino/

https://einmobiliario.es/consejos-inmobiliarios/como-elegir-buen-inquilino/

https://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2009/08/25/96971-10-claves-para-encontrar-al-inquilino-perfecto


Te recomendamos nuestro Curso Superior de Asesor Inmobiliario, impartido por Aucal Formación, donde adquirirás los  conocimientos necesarios para convertirte en un profesional capacitado que comúnmente llamamos Agente Inmobiliario, donde puedes dedicarte a trabajar de manera independiente o como parte de una empresa, cuyos objetivos son lograr dirigir, gestionar, rentabilizar una empresa inmobiliaria, elaborar el plan de negocio inmobiliario, planificar la promoción de la marca y del catálogo de propiedades y muchas otras responsabilidades afines.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

2 × cuatro =